Tecnología de virtualización innovadora

No se necesitan programas de virtualización adicionales

La especialidad de la plataforma de virtualización KVM consiste en la compilación dentro del sistema operacional del host, con lo que la necesidad de capas de virtualización adicionales se reduce a cero. Como consecuencia no se requiere otro programa de software más que se sitúe entre el servidor host y las máquinas virtuales creadas. De esta manera la capa de virtualización deja de ser el punto único de error. Todo esto resulta en Servidores Privados Virtuales KVM de desempeño mucho más alto y estabilidad considerablemente mejor frente a los demás Servidores VPS.
Tecnología de virtualización innovadora

Acceso no mediado a los recursos del servidor alocados

Disponibilidad de los recursos del servidor reservados exclusivamente a su favor

El método de virtualización revolucionario que se asumió para llegar a crear los KVM VPS permite que utilicen de la mejor manera posible los recursos del servidor libres. La solución KVM está siendo elaborada sin más en el sistema operativo del servidor físico dando lugar a una comunicación directa con el host físico sin tener que dirigir todas las consultas a través de una capa de virtualización. La menor redundancia en la comunicación favorece un desempeño mucho más eficiente del VPS.
Acceso no mediado a los recursos del servidor alocados

Un dominio integral sobre el sistema operacional

Plena libertad de desplegar el sistema operativo que le apetezca

Una limitación de los Servidores VPS, a la hora de compararlos con los servidores dedicados, suele ser el sistema operativo en sí – en el caso común solo será posible elegir entre la lista de SOs permitidas por el proveedor. Teniendo a mano un Servidor Privado Virtual KVM, en cambio, usted puede – efectivamente instalar cualquier sistema operativo cuyas características coinciden con las características de su servidor o la configuración de hardware del servidor maestro. Lo que es viable gracias a la manera única en la que funciona la virtualización KVM. KVM se integra directamente en el sistema operativo del servidor, con lo que queda garantizada la comunicación directa de las máquinas virtuales con el servidor físico, sin que fuera necesaria más otra capa de comunicación, fácil de encontrar en una gran parte del resto de soluciones de virtualización.
Un dominio integral sobre el sistema operacional
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL